¿Modernización? Tributaria

By 15 de octubre de 2018marzo 23rd, 2021Columna
ekarmach

A lo largo de la historia nacional, se ha podido observar la evolución que el sistema tributario ha presentado, en la cual, de acuerdo a Escalona (2014), se podrían destacar 10 hitos que han generado un mayor impacto en la estructura tributaria nacional entre los años 1900 a 2014, entre los que se destaca la creación del IVA en 1975, la reforma tributaria de 1990 y a reforma tributaria más reciente correspondiente a 2014 (que este año termina su proceso de entrada en vigencia) cuyo objetivo principal era obtener una mayor recaudación fiscal para poder solventar las reformas educacionales.

El principal problema es observar qué sucede con las microempresas, las cuales presentan ingresos anuales inferiores a 2.400 UF, y que por lo general son empresas que están a cargo de sus propios dueños, quienes muchas veces no tienen las herramientas necesarias para cumplir sus obligaciones tributarias, generando que se vean en la necesidad de acceder a capacitaciones. Por otro lado, otro costo que se puede ver directamente relacionado con la reforma tributaria es la necesidad de equipos computacionales y servicios de electricidad e internet para poder llevar a cabo la respectiva emisión de los documentos de acuerdo a la normativa (Documento Tributario Electrónico, DTE).

Si bien el sistema nuevo entrega varias ventajas, como evitar la pérdida o robo de estos documentos o disminuir la evasión por parte de las empresas en el país, las empresas no disponían de los instrumentos y recursos necesarios.

Sumado a lo anterior, en el mes de agosto pasado, el Gobierno actual envió al Congreso, un proyecto de ley de tributaria, el cual denominó «Ley que Moderniza la Legislación Tributaria».Independiente de las visiones que cada sector tenga sobre este aspecto, existen temas técnicos como la creación de un sistema tributario único, totalmente integrado. Es decir, los sistemas de renta atribuida y semi- integrado se derogan. Habrá un sistema general para todas las empresas con medidas especiales para las Pymes. El ingreso de las Pymes a este régimen será automático, universalizando los beneficios.

Entre otras medidas establece: Tasa de impuesto a la renta de 25%, Tributación en base a retiros efectivos, el SII propondrá a las pymes más pequeñas una declaración de impuestos, tal como hoy existe para las personas naturales. Se crea la figura del Defensor de Derechos del Contribuyente (DEDECON), de tal manera que los contribuyentes puedan recurrir a él y no se sientan en desventaja frente al SII. Se eleva de 2.000 UF a 4.000 UF el límite superior del precio de las viviendas en que puede usarse crédito especial de IVA.

Según la RAE, moderno quiere decir “contrapuesto a lo antiguo o a lo clásico y establecido”. En estricto rigor, el concepto de modernización citado se aplica en lo operativo, pero no en lo estructural, es más bien una adaptación necesaria al vertiginoso ámbito de los negocios. La estructura de que pague impuestos la empresa (25%) y los(as) socios(as) aportantes (según su tramo en el Impuesto Global Complementario) aún se mantiene y no necesariamente “tributa” a una “modernización”.

Elías Karmach Sánchez

Comparte esta publicación