La tristemente famosa doble presencia

By 13 de junio de 2016marzo 23rd, 2021Columna
[fusion_builder_container background_color=»» background_image=»» background_parallax=»none» enable_mobile=»no» parallax_speed=»0.3″ background_repeat=»no-repeat» background_position=»left top» video_url=»» video_aspect_ratio=»16:9″ video_webm=»» video_mp4=»» video_ogv=»» video_preview_image=»» overlay_color=»» overlay_opacity=»0.5″ video_mute=»yes» video_loop=»yes» fade=»no» border_size=»0px» border_color=»» border_style=»» padding_top=»20″ padding_bottom=»20″ padding_left=»» padding_right=»» hundred_percent=»no» equal_height_columns=»no» hide_on_mobile=»no» menu_anchor=»» class=»» id=»»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ background_position=»left top» background_color=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» spacing=»yes» background_image=»» background_repeat=»no-repeat» padding=»» margin_top=»0px» margin_bottom=»0px» class=»» id=»» animation_type=»» animation_speed=»0.3″ animation_direction=»left» hide_on_mobile=»no» center_content=»no» min_height=»none»][fusion_text]

Desde hace un tiempo, el tema de la calidad de vida laboral ha estado dentro de las prioridades de aquellas empresas que se autodenominan como modernas. Es por ello que los analistas de RR.HH., crean una serie de estrategias que permitan mantener a los colaboradores(as) en espacios de trabajo interesantes y buscar, al mismo tiempo, una mayor satisfacción y un mayor rendimiento. En el artículo de hoy queremos plantear un aspecto tan natural como complejo y que es muy probable nos ocurra a todos quienes formamos parte de una organización, cumplamos horarios o debamos llegar a metas; este concepto es el de la “Doble Presencia”. Pero, ¿qué es la doble presencia? Es aquella situación que se da sobre una misma persona que trabaja y que debe responder simultáneamente a las responsabilidades de índole doméstica o familiar. La doble presencia como riesgo para la salud, está determinada por el aumento de las cargas de trabajo, así como por el aumento de las dificultades de responder a las demandas de trabajo doméstico cuando aparecen de manera simultánea. Ahora bien, existe el prejuicio o la percepción errada de que este es un fenómeno que se da eminentemente en mujeres, pero no es así, afecta en la misma medida a los varones, que están cada vez mas incorporados en tareas de casa. La doble presencia implica una gran dificultad para los trabajadores(as) que tienen que responder ante una doble responsabilidad: hacia su familia o casa y hacia su independencia, representada por el trabajo. Por ello implica también una doble ausencia, y a que se produce la sensación de que no se atiende plenamente a ninguno de los dos ámbitos, lo que provoca frustración, desgano, accidentabilidad, baja productividad y estrés. ¿Cómo lograr compatibilizar ambos roles? Las empresas, cualquiera sea su tamaño, rubro o área deben integrar en su pool de beneficios los horarios flexibles, los bancos de horas (a libre disposición de los empleados), generar ambientes de apoyo y desarrollar habilidades y competencias necesarias que permitan a las personas potenciar su relación con el entorno, fomentar la autonomía, y empoderarlos(as) para tomar decisiones y dar variedad a lo que hace. Aquello impacta positivamente en la conciliación de la vida familiar y laboral, además de tener efectos en la motivación y en el rendimiento. En otras palabras, la base para lograr la equidad entre los distintos contextos es estar satisfecho con las labores que se realizan. La doble presencia es más compleja y común de lo que parece, y hay que profundizar en su investigación y en generar estrategias para su mejoramiento al interior de nuestras empresas. Cuando se habla de conciliación de vida laboral y familiar no hablamos de dos mundos separados, que no tienen relación alguna, sino que cada uno de ellos se influencia mutuamente, y cada uno con ponderaciones distintas (la vida personal/ familiar por sobre lo laboral), debe ser parte de nuestra vida cotidiana para que nos permita crecer, lograr nuestros objetivos personales y desarrollarnos. Si la conciliación entre ambos es caótica o nos produce malestar, insatisfacción o desaliento, es momento de darle un consejo: ¡busque otro trabajo!

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]
Comparte esta publicación