La prudencia como virtud

By 1 de julio de 2013marzo 23rd, 2021Columna
[fusion_builder_container hundred_percent=»no» equal_height_columns=»no» hide_on_mobile=»small-visibility,medium-visibility,large-visibility» background_position=»center center» background_repeat=»no-repeat» fade=»no» background_parallax=»none» enable_mobile=»no» parallax_speed=»0.3″ video_aspect_ratio=»16:9″ video_loop=»yes» video_mute=»yes» overlay_opacity=»0.5″ border_style=»solid» padding_top=»20px» padding_bottom=»20px»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ spacing=»» center_content=»no» hover_type=»none» link=»» min_height=»» hide_on_mobile=»small-visibility,medium-visibility,large-visibility» class=»» id=»» background_color=»» background_image=»» background_position=»left top» background_repeat=»no-repeat» border_size=»0″ border_color=»» border_style=»solid» border_position=»all» padding=»» dimension_margin=»undefined» animation_type=»» animation_direction=»left» animation_speed=»0.3″ animation_offset=»» last=»no»][fusion_text]

Frente al escenario de las Primarias, han salido a la luz nuevamente, numerosas temáticas de hechos cotidianos. En materias de orden Tributario – Financiero, las temáticas que han brotado son, entre otras: AFPs y Reforma Tributaria.

Ambas nacidas con estructuras ochenteras y, cuyos efectos se evidencian con mayor empoderamiento en nuestros días producto de la democratización de contenidos, se vuelven temas que despiertan un inusitado interés en la medida que la población se vea o no afectada, más si se incluyen en los programas presidenciales de quienes ostentan llegar a La Moneda…sensatez y prudencia frente a posibles demagogias y populismos.

De un tiempo a esta parte, se incluyó dentro de los productos que ofrecen la AFPs el APV (Ahorro Previsional Voluntario), ello porque se pudo apreciar que “el sistema” como tal, no respondería acorde a lo previsto, se presentó entonces como un incentivo para obtener una mayor cuantía una vez jubilados y con franquicias tributarias frente a los retiros de estos fondos para fomentar además el consumo.

Dichas franquicias también las detentan los “grandes”, específicamente con el FUT (Fondo de Utilidades Tributarias). Este fondo corresponde a las utilidades percibidas por las empresas que no se distribuyen a los socios y quienes pueden hacer uso de estas utilidades en períodos posteriores, ya sea por medio de retiros personales o para reinversión. Para los retiros personales y, acorde a los montos de éstos un socio debería pagar un impuesto personal pero, al momento en que la empresa declare sus rentas, el socio podrá recuperar o descontar parte de esos impuestos por la estructura legal vigente.

Con todo, existiría una simetría entre las “modalidades” de ahorro tanto personales como de empresas.

 

 

Algunos asesores plantean la movilidad de fondos entre los tramos de mayor riesgo (A) a los de menor riesgo (E) dadas las fluctuaciones que presenta el mercado. Lo más sensato sería mantener la lógica del término que caracteriza a las AFPs: la Rentabilidad, es decir, verificar en el largo plazo (no por coyunturas) lo que invierto por planilla o no invierto en una AFP y mantenerme en el fondo que contraté.

En el caso de los tributos, las estructuras tanto de mantener fondos como de retiro están tan indexadas en los presupuestos de operación de las empresas que desincentivaría planeaciones financieras tendientes a mantenerlas en el tiempo y sean nuevos campos ocupacionales. Para ello, una regulación que cubra los vacíos legales que permiten una elusión tributaria (uso de resquicios legales) generaría mayor transparencia y pago de los compromisos fiscales adquiridos. Por otra parte, se hace imperativo que exista una “proporcionalidad tributaria” en materias de contaminación, ¿por qué las personas pagamos impuesto específico a los combustibles?…porque utilizamos las calles, ahora bien ¿quién o quiénes contamina (n) más? Creo que teniendo esta visión, La Moneda tendría más adeptos.

Al momento de votar, cobra vida lo citado por el filósofo griego Epicuro: “La prudencia es el más excelso de todos los bienes”.

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]
Comparte esta publicación