Engagement, el nuevo desafío de las empresas

By 28 de noviembre de 2016marzo 23rd, 2021Columna
[fusion_builder_container background_color=»» background_image=»» background_parallax=»none» enable_mobile=»no» parallax_speed=»0.3″ background_repeat=»no-repeat» background_position=»left top» video_url=»» video_aspect_ratio=»16:9″ video_webm=»» video_mp4=»» video_ogv=»» video_preview_image=»» overlay_color=»» overlay_opacity=»0.5″ video_mute=»yes» video_loop=»yes» fade=»no» border_size=»0px» border_color=»» border_style=»» padding_top=»20″ padding_bottom=»20″ padding_left=»» padding_right=»» hundred_percent=»no» equal_height_columns=»no» hide_on_mobile=»no» menu_anchor=»» class=»» id=»»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ background_position=»left top» background_color=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» spacing=»yes» background_image=»» background_repeat=»no-repeat» padding=»» margin_top=»0px» margin_bottom=»0px» class=»» id=»» animation_type=»» animation_speed=»0.3″ animation_direction=»left» hide_on_mobile=»no» center_content=»no» min_height=»none»][fusion_text]Con este término nos referimos a todo lo que hacemos para crear relaciones profundas con nuestros públicos, tenerlo significa que generamos conexiones especiales con ellos, que existe buena “química” entre nuestra marca y nuestros clientes,  es una relación basada en la admiración y compromisos mutuos.

Suena romántico y lo es, porque si nuestra marca tiene mucho engagement, es una marca amada y deseada ¡Qué más podríamos pedir! El resto se da solo, fluye, quiere decir que lo estamos haciendo bien, y si lo estamos logrando lo importante es no defraudar.

Ahora veamos cómo podemos alcanzar el tan prometedor engagement. Son tantas las herramientas, técnicas, actividades y actitudes que nos pueden ayudar, que elaboré un código con cuatro grandes recomendaciones y dentro de cada una de ellas consigné las más apropiadas a lo que se pretende conseguir. Lo llamé el Código de Honor del Engagement:

 1° Conoce a tu cliente: no solamente sus datos de nivel socioeconómico, u otros demográficos, sino sus intereses, creencias, personas a las que respeta, quiénes son sus amigos, su familia, cómo disfruta el tiempo, qué redes sociales utiliza, qué lee, qué música escucha, por qué le interesa o puede interesar tu marca, qué lo pone de mal humor, qué le llena el alma. Se trata de identificar a la “persona” detrás de cada cliente, en forma integral. En este punto aplicamos todos los tipos y bases de segmentación (identificar grupos homogéneos de consumidores), investigaciones cuantitativas y cualitativas. Hay que tomarse el tiempo para conocer al cliente, y no olvidar que con las personas lento es rápido y rápido es lento. Las relaciones que duran toda la vida no se consolidan de un día para el otro, requieren dedicación, atención, detalles, confianza…

2° No lo invadas, atráelo: si ofreces algo que le soluciona la vida a las personas, o que les encanta porque es diferente, o les emociona tu forma de comunicar, o se sienten inspirados por tus consejos, no hará falta que presiones, tus clientes van a querer seguirte en redes sociales, se van a identificar con tu marca y tus propuestas, te van a defender si hiciera falta, porque valoran lo que les estás dando. Las herramientas, técnicas y tácticas para atraer son: marketing de contenidos, redes sociales, técnicas SEO para que te encuentren fácilmente, entre otras.

3° Sorpréndelo, y si llegas a él que le agrade recibir tus mensajes: revitalizar y poner en valor antiguas técnicas de marketing con un contenido mucho más inspirador, conectar en forma transversal tanto off line como on line, teniendo en cuenta que todo lo que hagas off line se puede compartir y viralizar on line, como por ejemplo, marketing de guerrilla (street marketing, flash mob, ambush marketing, etc.), con bajísimo presupuesto puedes preparar campañas de email marketing y newsletter que, están dando excelentes resultados, como en sus inicios.

4° Agrega valor, siempre: con tus productos, con tu filosofía, con tu conducta. Sé honesto. La transparencia es la mejor herramienta de fidelización, y nunca olvides que al amor hay que mantenerlo.[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

Comparte esta publicación