¿El júbilo de la jubilación?

By 22 de abril de 2013marzo 23rd, 2021Columna
[fusion_builder_container background_color=»» background_image=»» background_parallax=»none» enable_mobile=»no» parallax_speed=»0.3″ background_repeat=»no-repeat» background_position=»left top» video_url=»» video_aspect_ratio=»16:9″ video_webm=»» video_mp4=»» video_ogv=»» video_preview_image=»» overlay_color=»» overlay_opacity=»0.5″ video_mute=»yes» video_loop=»yes» fade=»no» border_size=»0px» border_color=»» border_style=»» padding_top=»20″ padding_bottom=»20″ padding_left=»» padding_right=»» hundred_percent=»no» equal_height_columns=»no» hide_on_mobile=»no» menu_anchor=»» class=»» id=»»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ background_position=»left top» background_color=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» spacing=»yes» background_image=»» background_repeat=»no-repeat» padding=»» margin_top=»0px» margin_bottom=»0px» class=»» id=»» animation_type=»» animation_speed=»0.3″ animation_direction=»left» hide_on_mobile=»no» center_content=»no» min_height=»none»][fusion_text]En columna de 19 de noviembre del año pasado, a raíz del informe preliminar del Censo 2012, citaba las proyecciones que el país debería afrontar en la formación de sus profesionales.

El 02 de abril recién pasado se entregaron las cifras censales finales del proceso realizado entre abril y junio del año pasado, en Chile somos 16. 634.603 habitantes, de los cuales 8.532.713 corresponden a mujeres y, 8.101.890 a hombres. Con este escenario, la tasa de crecimiento intercensal de los últimos diez años es de 0.99%, la que es inferior a las experimentadas en los períodos 1982 – 1992 y 1992 – 2002 (censos anteriores), que fueron de 1.64% y 1.24% respectivamente. Esto, ubica a Chile en el 5° lugar de los países de menor crecimiento de América Latina. Con respecto a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), se encuentra en el grupo conformado por Canadá, USA, Corea del Sur, Nueva Zelanda, Reino Unido, Suiza y Suecia.

El 12 de abril pasado, la Superintendencia de Pensiones mencionó que se está analizando la factibilidad de aumentar la edad de jubilación en nuestro país, creo que a inferencia de los datos del último Censo. A primera vista, tendría lógica el razonamiento: si la población vive más (bien por eso en todo caso), dispondría de más fondos para enterar en las Administradoras de Fondos de Pensiones y así acrecentar sus ahorros en pos de su jubilación. Frente a esto, sería sensato contextualizar el nacimiento de esta normativa en nuestro país antes de analizar o modificar lisa y llanamente por cuánto tiempo más deberíamos imponer o no.

En los años ochenta nuestro país se resintió con la crisis mundial del precio del petróleo que venía de los años 70, el desempleo alcanzaba un 23,7 % y el PIB disminuyó en un 14,3 % aproximadamente. Es entonces cuando nace en el año 1980 el Decreto Ley N° 3.500: las A.F.P., como una forma de “ahorro” que “asegurara” el futuro (claro…con ese escenario…).

Hoy en día, los niveles de empleo alcanzan (según el I.N.E) un 6,16 % y un ingreso per cápita que bordea los 20 mil dólares (“nominal”). En este contexto y con una expectativa  mayor de vida, creo que se debería analizar la forma de cálculo para determinar la pensión a percibir más que extender la edad de jubilación; en relación a los datos censales y en proporción a los niveles de ingresos que se perciben hoy, distintos a niveles de los años ochenta, en menos tiempo se “guarda” más plata.

Con todo, el guarismo debería considerar paulatina y progresivamente, entre otras variables, nuestro riesgo país, en torno a un índice de 141 puntos (a diferencia de Argentina y Venezuela con 1.156 y 767 puntos, respectivamente), sus agentes económicos, el sistema político y, por sobre todo, las experiencias de países de la OCDE que, en materias de medición intercensal también presentan bajas tasa de natalidad y preguntarse: ¿están jubilosos?, si bien “ya vienen de vuelta” en materias de desarrollo (cultura, identidad de país, leyes laborales), no obstante, han debido soportar una crisis “Subprime” desde el año 2008 de la cual aún mantienen obligaciones de pago. Chile dista de esta posición, al menos en los números.[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

Comparte esta publicación