Académicas EAN publican investigación sobre buenas prácticas laborales y su relación con el compromiso organizacional

By 11 de abril de 2019marzo 23rd, 2021Noticias

“¿Estoy más comprometido con mi empresa porque me conviene? ¿Porque la quiero? ¿Porque es mi responsabilidad?” Estas son algunas de las variables que, relacionadas con decisiones de organización política de algunas empresas, buscaron responder las académicas de la Escuela de Administración y Negocios (EAN), Macarena Dávila y Claudia Troncoso en la investigación “Buenas prácticas laborales y compromiso organizacional”, que fue recientemente publicada en la Revista Ciencia y Trabajo, indexada Scielo, y adscrita a ciertas organizaciones en Chile como la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS).

La investigación, de tipo correlacional y de corte transversal,consideró una muestra de 89 trabajadores provenientes de siete organizaciones de la Provincia de Ñuble y se desarrolló en el marco de la Responsabilidad Social Empresarial, donde la percepción de los trabajadores respecto de las políticas y prácticas de recursos humanos que implementa la organización, son relevantes en su compromiso organizacional.

La investigadora Macarena Dávila explicó que consideraron variables como: conciliación laboral, ejercicio de liderazgos dentro de la organización, ciertas prácticas que apuntan a la salud y seguridad del trabajador, o compensaciones y remuneraciones, desarrollo, por ejemplo. “Tomamos estas dimensiones y construimos un índice para medir la percepción que tienen los trabajadores de las buenas prácticas laborales y ese índice lo correlacionamos al compromiso organizacional”, explicó.

“Estos conceptos de satisfacción laboral, compromiso organizacional, ciudadanía organizacional, que están estudiados, están conceptualizados por distintos investigadores a través del tiempo, y se van probando de qué manera se pueden medir. Como se hace muchas veces finalmente se llega a ciertas encuestas que están validadas y que tienen autoría y que establecen cuál es la forma de medir un concepto determinado,” añadió.

En este ámbito, la investigadora Claudia Troncoso comentó: “Lo interesante de este concepto de compromiso organizacional es que más allá permitir clasificarlo en bueno, moderado o malo, permite establecer qué tipo de compromiso tiene un trabajador, en forma preponderante. Si el trabajador está más vinculado o enganchado con la empresa porque está “camiseteado”, eso es emocional. Esta evaluación se realiza en función de cómo las personas responden a las distintas preguntas, por ejemplo, si a la afirmación ‘siento que en mi empresa me siento en familia’ se le da el máximo puntaje, nos encontramos frente a un vínculo afectivo. Pero hay otras preguntas que apuntan a lo normativo, al deber ser, como: Creo que es mi deber permanecer en esta organización. Si a esa afirmación se le da un alto puntaje nos encontramos frente a un compromiso más de responsabilidad que de corazón. Finalmente, el otro tipo de compromiso es el calculado. Esto es, otorgar puntaje alto a afimaciones como: esto es lo que me conviene; es lo mejor en el mercado; es lo mejor en lo que puedo estar”.

Los resultados mostraron que la mayoría de las buenas prácticas analizadas, tienen una correlación positiva y moderada con el compromiso con la organización. Se destaca la relación positiva entre el compromiso y al menos uno de los aspectos de cada “Buena Práctica Laboral” estudiada: Beneficios y Compensaciones, Salud y Seguridad, Procesos de Recursos Humanos, Capacitación y Desarrollo Profesional, y Conciliación Laboral.

“Estamos en el camino de construir un concepto de buenas prácticas laborales y percepción de buenas prácticas laborales. Entonces es importante definir cuáles de las cosas que hace la organización, en materia de recursos humanos, son las que influyen más en el compromiso con la organización. ¿Y por qué a alguna empresa le podría importar que sus trabajadores están comprometidos? Es porque está estudiado que un trabajador comprometido se ausenta menos, tiene menos rotación, es más productivo, está más satisfecho y todo apunta a ser y hacer una mejor empresa”, concluyó Macarena Dávila.

Cabe destacar que esta investigación fue premiada como mejor paper del track Recursos Humanos, en XXXIII Encuentro Nacional de Facultades de Administración – ENEFA 2017; y que el avance de su segunda parte, fue presentado en la última versión de la conferencia Global Innovation Knowledge Academy Conference (GIKA), que se realizó en enero de 2019 en la Universidad Católica de la Santísima Concepción (UCSC).

Por último se debe indicar, que la investigación tomó como base una anterior, realizada por Macarena Dávila, que estudió la conciliación laboral y la injerencia en el compromiso con la empresa, investigación que se encuentra publicada en el último número de la Revista Academia y Negocios (RAN) de la EAN.

Paola Zerega Tallia

 

Comparte esta publicación