Estrategia Regional de Desarrollo desde Ñuble y para Ñuble

By 23 de julio de 2018marzo 23rd, 2021Columna

Recientemente se dio a conocer la participación de once Universidades y Consultoras que postularon a la licitación para la contratación de la consultoría “Formulación de condiciones de base para la Estrategia Regional de Desarrollo de Ñuble (ERD) a partir de procesos participativos”.

No es un secreto que las Universidades pueden jugar un papel clave en el desarrollo del capital humano y en los sistemas de innovación en sus ciudades y regiones. Y es en este contexto, en un modelo de colaboración mutua, que la Universidad de Concepción participó en la postulación de la Universidad del Bío Bío a dicha licitación. Lo anterior implica que profesores de ambas casas de estudio pusieron a disposición su expertis al desarrollo local en un proyecto común.

El hecho que 2 casas de estudio de origen local se unan en este esfuerzo, demuestra un interés en lograr que el desarrollo de nuestra región de Ñuble nazca desde lo local, otorgándole la importancia que merece el hecho de que sean los propios territorios los que puedan tener algún impacto en su futuro.

Si bien es cierto que en los últimos años se han ido implementando medidas para favorecer la descentralización, muchas decisiones regionales se siguen tomando en Santiago. En este sentido, las instituciones de educación superior propias de la Región deben transformarse en actores activos en la discusión, planificación y coordinación de políticas de desarrollo local, y que mejor que aunar sus esfuerzos en este desafío. Esto implica poner por sobre las aspiraciones institucionales, los anhelos territoriales, en pro de la nueva Región.

Ya lo había anticipado la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) el año 2010 cuando, en conjunto con el Banco Mundial, realizaron un informe sobre la contribución de la educación superior en el desarrollo regional BíoBío, advirtiendo en el capítulo que trata sobre la construcción de capacidades para la cooperación regional (Cap.5), que existía una limitada cooperación entre las instituciones de educación superior para crear y fomentar esfuerzos conjuntos para el desarrollo regional. ¿Y que es trabajo colaborativo? Si bien es un concepto ampliamente difundido, conocido también como colaboración de masas o producción entre pares, fue acuñado como término por un catedrático de la Facultad de Derecho de la Universidad de Harvard llamado Yochai Benkler. Es ampliamente usado en educación traspasándose al concepto de aprendizaje colaborativo, el que involucra a los estudiantes a ser parte activa de su proceso de enseñanza. Y esta es la importancia del trabajo conjunto: la interacción estimuladora, la importancia del desarrollo individual integrado entre pares para quienes prestan servicios para el logro común del grupo.

El contexto de la implementación de la Región de Ñuble se presentó como una oportunidad para que las dos universidades locales entendieran la importancia de esta sinergía y, darle la importancia que se merece a la sugerencia hecha por la OCDE y el Banco Mundial. Por último, deseamos a título personal, mucho éxito a ambas Universidades en esta postulación.

Rodrigo Fuentes SolísPaola Zerega Tallia

Comparte esta publicación