Los indicadores de las personas

By 1 de abril de 2013marzo 23rd, 2021Columna
[fusion_builder_container background_color=»» background_image=»» background_parallax=»none» enable_mobile=»no» parallax_speed=»0.3″ background_repeat=»no-repeat» background_position=»left top» video_url=»» video_aspect_ratio=»16:9″ video_webm=»» video_mp4=»» video_ogv=»» video_preview_image=»» overlay_color=»» overlay_opacity=»0.5″ video_mute=»yes» video_loop=»yes» fade=»no» border_size=»0px» border_color=»» border_style=»» padding_top=»20″ padding_bottom=»20″ padding_left=»» padding_right=»» hundred_percent=»no» equal_height_columns=»no» hide_on_mobile=»no» menu_anchor=»» class=»» id=»»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ background_position=»left top» background_color=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» spacing=»yes» background_image=»» background_repeat=»no-repeat» padding=»» margin_top=»0px» margin_bottom=»0px» class=»» id=»» animation_type=»» animation_speed=»0.3″ animation_direction=»left» hide_on_mobile=»no» center_content=»no» min_height=»none»][fusion_text]La realidad de una familia de clase media chilena es hoy compleja. Veamos: Hijos en el colegio (promedio dos), pago de cotizaciones en la Isapre y AFP, celulares, arriendo o dividendo, más todo lo que implica hacer funcionar una casa (alimentación, vestuario, transporte, servicios básicos), sin considerar el acceso artificial al consumo al que está sometida … es realmente agobiante. El stock de deuda de la familia chilena (créditos hipotecarios, de consumo, tarjetas y líneas de crédito) ronda el 60% de su ingreso disponible bruto anual. Ni hablar de la posibilidad de enfermarse de gravedad porque sale muy caro y habría que endeudarse más aún; la bicicleta no da.

Para qué vamos a dar cifras, la mayoría sabe de qué estamos hablando, miremos lisa y llanamente la realidad de lo que cada uno vive o sabe que otros cercanos están experimentando.

A principios de este año nos hemos enterado, que el 60% de las personas que imponen en las AFP hoy, tiene menos de 20 millones acumulados y van a recibir menos de 150 mil pesos de pensión cuando jubilen (ojo, que incluso sin tener las famosas “lagunas”), la solución supuestamente es que los cotizantes aumenten el ahorro previsional voluntario (APV), en un país donde la capacidad de ahorro es negativa (¿?).

Así, la familia de clase media chilena (que partió imponiendo después de 1981) va a terminar igual o peor de lo que empezó, con un nivel de vida inferior. Las AFP han comenzado a entregar jubilaciones míseras, ni cercanas al 75% del sueldo que planteaban cuando recién comenzó a funcionar el sistema.

¿Cómo explicarnos el contraste de la evolución de los ingresos en un período de 20 años del ciclo vital de un chileno promedio? Con la evolución de las utilidades de las isapres durante el mismo período, imposible. El sistema de AFPs está hecho para que funcione, sí, pero en un mercado perfecto, lo cual hasta el momento sólo existe en los libros.

Claramente estamos sometidos a un capitalismo desalmado, donde más de la mitad de los cotizantes contará con pensiones de máximo 150 mil pesos, la mitad de los trabajadores chilenos gana menos de 250 mil pesos mensuales, donde el 20% del ingreso mensual va destinado a pago de deudas … donde el sistema privado de salud echa a los sujetos de alto riesgo. Esos son los indicadores de las personas.

Difícil situación para la familia de clase media chilena. Los sistemas de ahorro previsional, isapres, sueldos, tributario, no sólo son abusivos y desiguales, también son indignos. No es comprensible que personas que han trabajado durante toda su vida, lleguen a viejos endeudados y pobres. A la pregunta ¿Qué hacer? No faltan propuestas de diversos sectores. Si bien nada cambiará en el corto plazo, la presión será cada vez mayor a través de los estudiantes, ONGs, Think Tanks, sumado a la voz de dirigentes y políticos jugados (que los hay), que les interesa más que cuidar su metro cuadrado o andar cortando cintas. El cambio está instalado a nivel de discurso, pero es también responsabilidad de cada uno a través de distintas formas, exigir cirugía mayor al Sistema: AFP, Isapres, reforma tributaria y constitucional.[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

Comparte esta publicación