La tranquilidad en el centro de la identidad de Ñuble

By 5 de enero de 2018marzo 23rd, 2021Columna

La tranquilidad fue el motivador que emergió con mayor fuerza en el estudio de los significados asociados a Ñuble, realizado por estudiantes de la EAN UdeC Chillán. Se destacó en las características mencionadas por los entrevistados que participaron en la investigación y también resaltó en los sinónimos que los mismos daban a la región. Por otro lado, resultó como una aversión o temor  “perderla”.

Podemos decir entonces que la tranquilidad es un valor y un atributo significativo en la identidad de Ñuble, un tesoro que se desea conservar.

¿Qué encarna  este atributo característico de nuestra zona?

La Real Academia Española define tranquilidad como “cualidad de tranquilo”, y tranquilo como “dicho de una persona: que se toma las cosas con tiempo, sin nerviosismos ni agobios, y que no se preocupa por quedar bien o mal ante la opinión de los demás.” Sus sinónimos son: sosiego, quietud, serenidad, reposo, placidez, paz, calma, bonanza, silencio.

Sin embargo, las circunstancias actuales, y el mundo en general, nos empujan a ir en sentido contrario a nuestra deseada tranquilidad: vivimos apurados, con urgencias de trabajos para ayer, una vorágine de mensajes a los que no podemos dejarles “el visto”, corremos más para terminar nuestras labores y tener tiempo pero vivimos con la sensación de que cada vez tenemos menos tiempo, que éste no nos alcanza para nada, que los días deberían tener más horas y así, le vamos quitando tiempo a lo importante: comer en familia, compartir con amigos y/o colegas, descansar las horas necesarias, leer, pensar, crear, jugar.

La tranquilidad es un valor que mejora la calidad de vida de las personas, quien vive tranquilo sabe que su vida está en equilibrio, que las cosas a su alrededor de una forma u otra van a funcionar.

Entonces, cómo podemos capitalizar este atributo, cómo capturar su fuerza y traducirlo en un eje que comunique al resto del país y al mundo que aquí valoramos hacer las cosas con calma, que nos gusta saborear la comida casera, llegar temprano a la casa, y que gozar la vida no nos hace menos productivos o menos efectivos.

¿Será la tranquilidad el atributo que mejor identifique y diferencie a la región de las demás, sobre el cuál se cimente el proceso de posicionamiento?

En todo el mundo hay iniciativas que promueven la desaceleración del ritmo actual, dando paso a un estilo de vida más consciente. Uno de estas iniciativas es el movimiento Cittaslow, que nació en Italia en 1999 y actualmente está presente en más de 100 ciudades de países como: Alemania, Finlandia, Estados Unidos, España, Francia, Turquía, Gran Bretaña, etc.   Las bases de una ciudad sin prisa son: identidad, ambiente y  responsabilidad, son ciudades muy distintas entre sí, donde se conserva lo propio, unidas por la valoración de la vida tranquila.

Creo que el atributo tiene fuerza para las personas que habitan el territorio porque mejora su calidad de vida, y también para los que buscan un destino turístico “único”, con comidas distintas, paisajes diferentes, flora y fauna propia, todo en armonía para ser vivido y disfrutado.

¿Podrá ser Ñuble, la región más tranquila de Chile? ¿Ustedes qué opinan?

Alejandra Pelayes

Comparte esta publicación