Chillán, ¿Ciudad inteligente?