“Nunca hay que conformarse con decir hasta acá me voy a quedar”