Columna de opinión

Predicción para segunda vuelta

La última elección presidencial y parlamentaria dejó muchas interrogantes sobre los resultados obtenidos al ser comparados con los pronósticos que se hicieron, anteriores a la votación. En nuestro país hay muchas organizaciones que entregan resultados de encuestas que se realizan con el objeto de tener predicciones sobre la intención de voto de los habitantes mayores de 18 años. El Centro de Estudios Públicos (CEP), publicó resultados muy lejanos de lo ocurrido en la primera vuelta electoral; para Sebastián Piñera le pronosticaron un 44.4% y lo que realmente obtuvo fue un 36.6%, a Beatriz Sánchez le pronosticaban un 8.5% y obtuvo un 20.34%, es decir sobreestimaron a Sebastián Piñera en un 7.8% y subestimaron a Beatriz Sánchez en un 11.84%, algo muy difícil de explicar por el Centro de Estudios Públicos. También dan a conocer en conferencia de prensa algunos detalles de la muestra, como; población: mayores de 18 años, tamaño de la muestra: 1.424 personas, error muestral: 3%, se estima además varianza máxima y confianza del 95%. Con esta información se debe entender que a la estimación puntual del 44.4% se le debe sumar y restar el 3% para construir un intervalo (41.4% a 47.4%) que tiene una confianza del 95%, pero el resultado del 36.6% sigue estando lejos de esta estimación.

Una pregunta que nos podemos hacer es ¿Por qué la mayoría de los medios de comunicación no entregan esta información? Quizás les puede parecer aburrido y temen perder audiencia, una forma más completa de explicar los resultados sería decir; “se estima que en la población la proporción debiera estar entre 41.4% y 47.4% con una confianza del 95%”, pues la inferencia estadística trata de encontrar un rango de valores y no un valor exacto sin margen de error. Otra pregunta que nos podemos hacer es ¿Por qué el CEP se equivocó tanto?, una respuesta que ellos entregaron decía que reconocen haber interpretado mal los resultados de la encuesta, pero esta autocritica evidencia algo peor, pues en estadística las interpretaciones deben ser objetivas y ellos actuaron subjetivamente. Si pensamos positivamente y creemos que todo se hizo sin la intención de perjudicar alguna candidatura, la única explicación a este mal estudio, sería la mala aplicación de la teoría matemática que fundamenta los procesos estadísticos, empezando por un proceso de muestreo que no tuvo la suficiente aleatorización, por no conocer la distribución de los individuos y no aplicar los métodos correctos, quizás la población ha cambiado durante los últimos años, desde el punto de vista de las variables que se desean observar y no se tiene conocimiento de ello, es decir un problema metodológico.

 La misma encuesta del CEP tomada en el periodo del 22 de septiembre al 16 de octubre de este año, muestra que en el escenario que pasara Alejandro Guillier y Sebastián Piñera a segunda vuelta, el 27.2% votaría por Guillier, el 39.4% por Piñera con un 33.4% que no votaría, vota en blanco o anula el voto. Estos porcentajes se podrán comparar con los resultados que obtenga cada candidato el 17 de diciembre en la segunda vuelta, pero con la información analizada anteriormente ¿Cree usted que estos resultados de la encuesta tienen validez?

2017-12-01T14:47:24+00:00

About the Author:

Profesor de estadística.