Columna de opinión

Presencia de estacionalidad en el desempleo de Ñuble

En conjunto con un grupo de alumnas de último año de Ingeniera Comercial, Victoria Guzmán, Pamela Ruiz y Javiera Cáceres, hemos estudiado el desempleo en la provincia de Ñuble; teniendo por objetivo probar la existencia de estacionalidad en las series de desempleo de la provincia desde el primer trimestre móvil del año 2010 hasta el último de 2015. Para esto, se aplicaron tres enfoques metodológicos, mediante los cuales se concluye la existencia de estacionalidad, entendiéndola en “términos sencillos” como que el desempleo en Ñuble sigue un comportamiento asociado principalmente a las estaciones del año.

La provincia de Ñuble se caracteriza por la presencia de abundantes recursos naturales, dadas sus características geográficas, lo que favorece el desarrollo de actividades económicas ligadas a la explotación de estos. Entre sus actividades económicas que concentran mayor número de ocupados destaca el comercio mayorista, el minorista y la agricultura, siendo esta última la que presenta un comportamiento estacional, situación que se refleja en las tasas de desocupación de Ñuble. Esto provoca altos niveles de empleo entre octubre y marzo, los que descienden entre abril y septiembre de cada año.

Las bajas tasas de empleo en el sector agrícola en temporada invernal representan un problema para la provincia de Ñuble, es por esto que a continuación se plantean medidas que pudiesen ayudar a revertir esta situación.

Gran parte de la destinación de las hectáreas de la provincia se realiza a frutos que permiten su cosecha entre los meses de octubre a marzo, lo que hace necesaria la contratación de mano de obra que queda desempleada en época invernal. Es por ello que en este estudio se propone potenciar la producción de frutas y hortalizas que permitan su cosecha y/o siembra durante todo el año, como el Manzano verde y rojo, que en conjunto actualmente concentra el 11,8% de las hectáreas presentes en Ñuble. Otra alternativa viable es la inversión en nuevas formas de cultivo, como invernaderos para la siembra de hortalizas, destinado a pequeños y grandes agricultores, con el objeto de realizar su comercialización en supermercados locales.

El sector agroindustrial en Chile se divide principalmente en cuatro sub-sectores; deshidratados, conservas, congelados y jugos concentrados. El estudio propone potenciar estos cuatro subsectores de la industria, lo que a su vez permitirá la creación de nuevos empleos. Además, este tipo de procesos permite generar un valor agregado a la producción local, como una manera de sacar provecho a la variedad de recursos naturales presentes en Ñuble.

Todo lo anterior debe estar alineado con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los trabajadores de Ñuble y también mejorar la fiscalización en materia laboral y fitosanitaria, lo que compete directamente al Estado y/o municipio, además de garantizar condiciones laborales adecuadas y comprometer a los empleadores con la capacitación de sus trabajadores; y por último crear conciencia sobre los beneficios que produce para ambas partes el respeto de los derechos laborales.

2016-12-19T12:37:34+00:00

About the Author:

Profesor de economía.