Columna de opinión

¿Por qué fluctúa el dólar?

El dólar se asocia al concepto de divisa que simplemente significa moneda extranjera, además se reconoce como un mercado derivado, esto significa que su compra o venta depende de otros mercados principales, por ejemplo el de importación y exportación de mercancías, del turismo, de las inversiones, etc. Luego, el precio se fija por la interacción entre la oferta y la demanda, en este caso, el precio se denomina tipo de cambio. La ideología de mercado nos indica que a mayor demanda el precio sube motivado por la escasez que se genera en el mercado, en contraparte, a mayor oferta el precio baja debido al concepto de abundancia. En definitiva para comprender la fluctuación de la moneda americana debemos revisar por qué algunos comprarían dólares (presión en la demanda) y por qué otros estarían dispuestos a venderlos (presión en la oferta). Una persona desearía comprar dólares principalmente para viajar fuera del país, para importar productos en moneda extranjera, para invertir en el exterior, por especulación financiera (el objetivo es ganar el diferencial de precios mediante operaciones de compra y venta de divisas) o para resguardar el valor de la moneda local frente a escenarios de importante inflación. Por otra parte, la oferta disponible de dólares en el país depende esencialmente del nivel de exportaciones, de la inversión directa en nuestro país, de los gastos de turistas extranjeros y también por especulación financiera. Luego de estos conceptos preliminares podemos analizar por qué el dólar se ubica sobre los 720 pesos (mayor precio en trece años), acumulando un 53% de variación con respecto a enero de 2013 y un incremento de $104,9 sólo en el año 2015. Con respecto al contexto internacional, EE.UU. ha retomado tasas positivas y crecientes de variación del Producto Interno Bruto (2.4% año 2014) y ha disminuido progresivamente el desempleo (5.6%). Sin embargo nuestra economía presenta síntomas de inestabilidad, la inversión privada cayó un 6.1% en el año 2014 y en el 2015 no logró recuperarlo, la deuda bruta del fisco asciende a 17,1% del PIB siendo el nivel más alto en los últimos 20 años, en el año 2014 la producción creció un 1.9% y cercana debiese ser la medida a publicar para el año 2015, pese a todo lo anterior el desempleo anotó un sorprendente 6.1%. Esta comparación macroeconómica nos hace comprender que la moneda americana se está fortaleciendo con respecto al peso chileno, por ende, cada vez es más caro conseguir un dólar. Además la continua especulación con respecto a futuras alzas de tasas de interés en EE.UU. motiva el interés por comprar divisas ya sea para invertir en el mercado estadounidense o simplemente para venderlas en el mercado interno posteriormente a un valor mayor. El dólar ya se encarece por los argumentos descritos anteriormente y lo hace aún más si a ello agregamos que la oferta de divisas ha disminuido, esto debido a que la baja en el crecimiento de China genera una menor demanda de cobre, principal producto de exportación del país, de hecho el precio de la libra de cobre era cercano a 3.75 dólares en 2013 y actualmente está en torno a unos peligrosos 2.14 dólares.

2016-12-07T00:41:02+00:00

About the Author:

Profesor de economía.